jueves, 7 de enero de 2016

1 mes, 30 infartos.

Ayer hizo un mes: comienza la cuesta atrás (it's the final coutdoooown! tiroriiroo). Y HOY han salido los sitios de examen. Un mes= 30 infartos; una mezcla de emociones increíble: pánico, miedo, alegría, desasosiego, anhelo, ganas (creo que ahora mismo tengo las mismas de hacer el examen ya como de no hacerlo nunca jamás). Volver a saltar al ruedo, volver a ponerte a prueba, volver a enfrentarte a los miedos y a los sueños. Un pulso entre expectativas y realidad, entre esfuerzo y suerte, el último paso hacia la meta o el primero de una nueva carrera. Y corres y tu alrededor está borroso, tu corazón agitado, tus pulmones a punto de explotar, tus músculos ya no dan para más. Y no ves nada más que el final, ese momento en el que podrás por fin RESPIRAR, llorar de alegría y rabia al mismo tiempo, mirar hacia atrás y hacer balance.

Está siendo una de las cosas más difíciles que he hecho jamás (aunque no la que más, también he de decirlo). Es un trabajo silencioso, día tras día, que nadie reconoce y que no ve sus frutos. No es bonito, para nada. Te hartas. Te hartas mucho día tras día, sientes que no haces nada con tu vida y que esto jamás va a terminar. Te duele todo, te alejas de tus amistades, te pones de mal humor, dejas de realizar actividades que te gusta y, además, es complicado (aunque no imposible) compaginarlo con otros estudios y/o trabajo (aunque muchos  lo hacemos).

Pues seré una masoca pero también lo voy a echar de menos, Sí, como lo oyes. No, no me he vuelto loca (bueno, un poco, qué queréis, this is the PIR). Como he dicho, no voy a negar todo lo malo que el PIR conlleva: a nivel mental, social, físico, económico... Pero no sé si será un mecanismo de defensa, que se me ha terminado de ir la olla o que yo soy muy optimista, que también voy a echar de menos cosas (porque esto es un hecho, yo VOY A SER Psicóloga Clínica, más tarde o más temprano).

Voy a echar de menos el buen rollo con mis comPIRes, las locuras que nos dan y el apoyo que nos brindamos. El tener a tu lado a personas que te comprenden tan bien cuando sientes que pocas más lo hacen. Voy a echar de menos que Leo se me suba mientras estoy estudiando y me clave las uñitas ronroneando reclamando atención y que esté siempre siempre siempre a mi lado. Voy a echar de menos esa sensación al salir de la biblioteca tras un largo día de estudio y respirar, respirar el aire, sentirte a gusto contigo misma. Dar una vuelta tras todo el día y aprovechar una hora como si fueran 100. Las palabras de ánimo de quienes te quieren, estos cafés a media tarde con la mesa rodeada de papeles mientras ves afuera llover o estudiarte como nunca las Escalas Weschler para luego bajarte a la piscina y que sea el mejor chapuzón del mundo. Voy a echar de menos saber tantas cosas o sentir que sé tantas cosas, ver lo que he avanzado desde que hace dos años acabé la carrera y no sabía ni quién era Ladoucer.

No dejaré de disfrutar las pequeñas cosas, está claro y tampoco todo será de color de rosa.

Cuando lleguéis al sitio de examen veréis muchas personas. Opositores histéricos o catatónicos y familiares nerviosos y pacientes a su lado. Caras de cansancio, concentración. Respirad, respirad ese ambiente: puedes palpar el sueño común que tenéis todos vosotros. Mira tu nombre en las listas, ubícate en tu lugar. Puede que te sientas como uno más, que te abrume la cantidad de personas a tu alrededor. El otro día le dije a mi novio: "me siento como una hormiguita" y él me contestó "pero las hormigas levantan 10 veces su peso: eres fuerte". Somos unas súper hormigas :) Al salir, puede que llores, puede que estés cabreada o pletórica. Verás personas con pancartas, abrazos, besos, lamentos, jolgorio y fiesta. Haz lo que te salga del corazón, abrígate por quienes te quieren y están ahí esperándote y, por fin, DESCANSA. Aún no ha pasado todo, luego quedan los nervios revisando las preguntas en los foros o bien los esfuerzos por ignorar todo lo relacionado con el tema, la plantilla provisional de respuestas, las impugnaciones... También es un proceso duro, completamente diferente a lo previo, y vais a tener que manejarlo. Yo cada año lo he pasado de una forma completamente diferente, la verdad, no sé cómo será este.

Por último, tan sólo desearos suerte y fortaleza. De todo corazón, que el esfuerzo sea recompensado.

"Los ganadores son los soñadores que no se rinden".

GO!

#PIR #2MIR16 #FIR #EIR QIR #BIR

2 comentarios:

  1. Actualizaaaa! Que queremos saber qué tal te fue!


    Www.cienciadeti.blogspot.com.es

    ResponderEliminar